miércoles, mayo 18, 2005

Familias y Matrimonios

El acto de proclamarse x-sexual es una posición política en sí misma porque una ideología es la que regula el comportamiento interpersonal. El matrimonio es un contrato civil pensado darles un marco legal a los componentes de una sociedad de dos personas (tradicionalmente heterosexuales y pareja entre sí). Pero normalmente sirve para regular la pocesión de bienes materiales entre dos individuos que pueden ser o no ser pareja heterosexual, pero sí de distintos sexos.

El matrimonio homosexual visto desde este punto de vista no es descabellado. Los sentimientos, calidad de vida y demás intangibles es algo que al estado le importa un pito, entonces pedir una modificación al contrato matrimonial para convertirlo en una mini-ong podría ser benéfico: un país de cooperativas que incluso podrían organizarse en asociaciones de cooperativas. En pocas palabras, darle al pueblo la posibilidad de organizarse como mejor le parezca. Pero esto obviamente es un sueño y las estadísticas me lo demuestran.

El punto clave en este asunto es: una pareja de un solo sexo no puede procrear.

¿Darles el derecho de adoptar niños? ¿Tener una cria humana pare educarla y protegerla o como mascota y símbolo de prosperidad? ¿Quién piensa en los derechos de los niños?

Ante las estadísticas de abuso de todas clases a los que los padres (en matrimonio o unión libre) someten a sus hijos, tendriamos que ser adultos responsables y poner en prioridad el bienestar y seguridad de las futuras generaciones.

Además de pedir que el estado tome acciones para eliminar la discriminación burocrática para todos los mexicanos, tenemos que pedir que cumpla su función efectivamente y se realicen los cambios constitucionales para darles la máxima proteccion a los niños y castigo ejemplar (cadena perpetua efectiva) para padres abusadores. ¿Qué tal que el estado mejore el nivel de la educación y la seguridad social para los niños? ¿Que tal preparar a profesionales que se especialicen en detectar a niños con problemas en las escuelas y sancionar a los padres que fallen en proporcionar a sus hijos un medio feliz y estable?

De esa manera en un par de generaciones no vamos a tener al 70% de los jóvenes discriminando al 4% que no son estrictamente heterosexuales y con un mucho de suerte no va a haber un 80% de pobres en este país.

En resumen:

Matrimonio homosexual: como contrato civil no debería haber problema.
Adopción y patria potestad: adecuada regulación y concientización para TODOS los padres.

No hay comentarios.: